Consideraciones de seguridad en máquinas CNC parte 2

 

En la primera parte de esta entrada hablamos de algunas consideraciones de seguridad que se deben tener al comprar y operar máquinas CNC. Recordemos que los aspectos de seguridad relacionados con este tipo de equipos contemplan el área de cuidado y uso por parte del usuario final y el diseño de la máquina por parte del fabricante.

 

Ya hemos enumerado los puntos fundamentales respecto al cuidado de la maquinaria y el correcto uso de la misma y en esta ocasión ahondaremos en los aspectos relacionados con el diseño de maquinaria con el fin de ofrecerte una guía más completa para la elección de equipo CNC.

 

Antes de seleccionar un equipo CNC es necesario evaluar algunos elementos de su diseño como los resguardos, los ejes que gobierna el CNC, los cabezales y unidades de giro, y códigos que se utilizan para su programación. Los resguardos son todos los elementos presentes en las máquinas con el fin de hacer una protección por obstáculos. Según la forma que tengan pueden ser barreras, defensas, puertas, pantallas, capó o cárter, entre otros y pueden ser fijos, en caso de que estén sujetos a la estructura del equipo mediante elementos de fijación, o móviles, los que se pueden desplazar o abrirse sin necesidad de utilizar una herramienta auxiliar.

 

Los resguardos, sin importar su tipo deben: permitir la manipulación o mando de apertura o cierre evitando el atrapamiento y contar con pulsadores sensitivos y contrapuertas flexibles útiles en caso de que se presenten atrapamientos; contar con sensores seguros para confirmar su estado de abierto o cerrado con mecanismo estratégico para que no puedan ser alterados por el operador; contar con la robustez suficiente para soportar impactos.

 

Por otra parte, para evaluar los ejes gobernados por el Control Numérico por Computadora se recomienda tomar en cuenta los límites de recorrido, los límites de velocidad, los movimientos manuales, los movimientos por programa y la función de retroceso de emergencia. Los límites de recorrido o finales de carrera son los encargados de preservar a la máquina frente a problemas que surjan a partir de averías de control o a una mala programación y pueden complementar a los límites por cableado, que cortan la alimentación del equipo ante cualquier falla.

 

Es necesario que cuente con motores de freno que desconecten al equipo y eviten choques por inercia e idealmente sistemas de vigilancia de colisión. Los límites de velocidad, por su parte, se determinan por los parámetros de control y están asociados con los que asigna el fabricante en la puesta en marcha; el equipo debe contar con un mecanismo de medición preciso para conocer el valor real de la velocidad a la que esté operando el equipo y de un regulador.

 

Los mandos para ejecutar movimientos manuales en las máquinas CNC se emplean para la puesta a punto de los programas de automatización, por lo que el equipo debe contar con botonera para el control del equipo y paro de emergencia. Mientras tanto, para controlar los movimientos por programa de Control Numérico por Computadora es necesario que se cuente con un teclado u otro periférico, un mando para modificar la velocidad programada, opción para ejecutar el programa paso por paso.

 

Un ciclo de vacío para la previsualización del trabajo antes de ejecutar los movimientos reales en la máquina y una pantalla de visualización. Otro aspecto a considerar son los cabezales y unidades de giro que controla el CNC y para evitar que operen a velocidades indeseadas es necesario que el equipo cuente con un regulador y que se verifique que la velocidad máxima programable coincida con el valor máximo del motor.

 

El último aspecto a tener en consideración para la elección de un equipo CNC es su modo de programación. Para la programación de este tipo de equipos se emplean códigos G y M, lenguajes de programación vectorial que describe entidades geométricas, acciones sencillas y parámetros de maquinado, esto para dictar a la máquina la trayectoria y velocidad a la que debe trabajar.

 

El nombre de este modo de programación viene del tipo de instrucciones que dicta a los equipos, la G correspondiendo a instrucciones generales y la M a instrucciones misceláneas. Cabe mencionar que este lenguaje de programación está estandarizado y que todos los fabricantes de equipos CNC permiten el uso de los mismos programas en diferentes equipos, aunque en algunos casos puede ser necesario emplear algunas adaptaciones para garantizar su correcto funcionamiento.

 

Este último aspecto, más que estar relacionado con los requerimientos que debe reunir una máquina CNC, tiene que ver con las responsabilidades del usuario final para el cuidado y buen funcionamiento del equipo, quien deberá contar con los conocimientos necesarios en lo que a programación se refiere para crear la serie de comandos que el software del equipo CNC pueda interpretar y traducir en órdenes para la máquina.

 

Para ello se utilizan programas de diseño asistido por computadora, de manufactura asistida por computadora o mixtos, los que permiten crear los patrones que la máquina se encargará de procesar, en el caso de los equipos de grabado y corte, por ejemplo. En otras entradas de este blog encontrarás información detallada acerca de la manera de programar un equipo CNC.

 

En SIDECO, líderes en la comercialización de máquinas CNC contamos con equipos de la más alta calidad y el mejor servicio de post venta. Te invitamos a mantenerte al pendiente de nuestro blog en el que compartimos recomendaciones para que aproveches al máximo tu equipo CNC y a ponerte en contacto con nosotros para recibir información detallada acerca de nuestros productos y servicios, para nosotros será un placer atenderte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *