Corte y grabado con láser es posible en diferentes materiales

 

Hoy en día existen máquinas láser capaces de cortar y grabar prácticamente cualquier material, todo depende del tipo de láser. Estos equipos permiten tener excelentes acabados sin necesidad de un proceso de pulido posterior, en los materiales traslúcidos y lisos como en el acrílico es posible llevar a cabo los procesos de corte y grabado con la mejor precisión, ya que el láser erosiona la superficie sin causar mayores daños.

 

Desde diseños delicados hasta los más complejos es posible obtenerlos por la precisión de la acción del eje del láser garantizando piezas perfectas. Aunque, en materiales como el acrílico puede producir vapores, estos pueden ser eliminados dependiendo de la tecnología de extracción que emplee la maquinaria, pero esto no repercute en el hecho de obtener piezas perfectas, sin la necesidad de aplicación de procesos complejos posteriores.

 

En el caso de utilizar como superficie el cuero para el grabado láser produce un cambio en el estado físico del material a gaseoso, lo cual ayuda a incrementar la profundidad del marcado. A diferencia de otras técnicas y procedimientos, el hecho que se use esta tecnología favorece que los bordes tengan una terminación limpia y sellada.

 

Sin necesidad de tener un contacto directo con el material, la grabadora láser se desliza por el cuero, obteniendo una terminación con un acabado de primera, sin desgaste del material utilizado. El cuero se caracteriza por ser un material que no ofrece resistencia al láser; mientras que a diferencia de otros materiales puede ocurrir que, si presenten oposición, sin la exigencia de que el material sufra por deterioro, además de que no es requerida la preparación previa del mismo.

 

Para producir cortes limpios, en madera es posible reproducirlos con la grabadora láser ya que pueden conseguir detalles finamente que no se logran cuando se realiza el proceso de estampado con ayuda de un punzón caliente. Asimismo, entre otras ventajas del haz de luz sobre la madera, es que no requieren trabajos de limpieza porque no se producen astillas, además de que se pueden realizar incontables diseños con alta precisión.

 

Dependiendo del espesor y contenido de la resina, la grabadora láser necesitará diferente potencia en distintas zonas de la pieza para que el láser, que paulatinamente irá generando una carga térmica relativamente baja, conjugado con un lente adecuado y el suministro de aire comprimido realice cortes de alta calidad.

 

En el caso de los siguientes tipos de metales como acero, aluminio, cobalto, estaño, plata, titanio, cobre y oro son una excelente elección porque se puede generar un tratamiento limpio de los materiales, con un máximo acabado y sin dañar la superficie. Sobre el metal pueden grabarse números, códigos, logotipos, diseños y fotografías. Estas superficies generalmente ocurren marcados relacionadas a la electrónica o el marcaje de equipos relacionados con el área de la medicina y joyería.

 

La sublimación del papel abre nuevas posibilidades de diseño, los cortes y grabados pueden ejecutarse sobre este tipo de superficie sin complicaciones. Con esta materia prima no hay necesidad de elaborar troqueles, acortándose los tiempos de producción y haciendo más económico el procedimiento. A una baja temperatura es sometida el papel que genera como desecho solamente humo que desaparece en el ambiente a gran velocidad y además sin obtener cantos quemados con exactitud elevada.

 

Sin tener que crear plantillas para realizar diseños e inscripciones, con la grabadora láser es posible realizar el grabado en piedra, específicamente en basalto, cerámica, guijarros, mármol, granito, pizarra y piedra natural. Uno de los grandes logros que la grabadora láser ofrece es que se funde el material preferiblemente en grandes extensiones, sin tener posibilidad de cortar completamente la piedra desde un extremo a otro, pero poder marcarla y grabarla sin problemas.

 

El proceso anteriormente descrito es aquel que puede ser ejecutado con la contribución de un láser CO2, herramienta que puede ser igualmente para el grabado de madera, vidrio, caucho, acrílico y metacrilatos, plástico, cuero, papel, tejidos o goma-espumas.

 

Copas, jarras, botellas y espejos son espacios que también pueden ser grabados con ayuda de una grabadora láser. Asimismo, no es necesario hacer una plantilla previa sino que de forma directa puede grabarse sobre esta superficie. Uno de los inconvenientes con este material es que no se puede cortar vidrio con láser sin embargo las posibilidades de grabado son rotatorias, definiendo el diámetro del objeto y su altura para con estas medidas ajustar el diseño a los parámetros.

 

Innumerables diseños y sobre diferentes tipos de tejido, el láser puede grabar sobre textiles sin necesidad de patrones que indiquen por donde debe trazar el láser la máquina. Con cantos sellados y sin hebras dañadas o sueltas trabaja la máquina grabadora sobre esta superficie que además es capaz de proporcionar refinación o sublimación a los tejidos.

 

Excelencia, atención, servicio y puntualidad son los servicios que ofrece SIDECO, compañía mexicana con experiencia en el mercado ofreciendo capacitación, instalación, mantenimiento y reparaciones de equipos relacionados al corte con ayuda de un gran equipo de profesionales que trabajan por el mejoramiento continuo de sus equipos y componentes, cumpliendo con los estándares internacionales de calidad.

 

SIDECO es una empresa se destaca por ofrecer una atención postventa a nuestros clientes, basados en el principal objetivo de convertirnos en el mejor aliado para materializar todos tus proyectos.  Cualquier duda pregunta que tengas, por favor no dudes en conectaremos y con gusto te apoyaremos en lo que necesites. www.sideco.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *