¡Cuidado con los laser y router CNC que compras! Parte 1

 

¡Cuidado con lo que compras! No todos son iguales, este es un artículo dedicado a una gran parte de nuestros lectores y a cualquier persona que esté buscando invertir su dinero en un router CNC o laser CNC (Co2 o Fibra).

 

Con este articulo buscamos apoyar a todas las personas que les interesan los equipos CNC, tanto router como laser CNC. Tal vez te preguntaras como los podríamos apoyar, la mejor manera es alertándolos de casos que han llegado a nuestra línea de atención a clientes.

 

Como todos ya sabemos, en México cada vez es más sencillo poder importar y exportar diversos tipos de productos, desde perecederos hasta maquinaria industrial. De igual forma por el potencial y tamaño que tiene México, se ha vuelto un mercado el cual atrae el interés de muchos comerciantes y fabricantes a nivel mundial.

 

En este caso en particular vamos a hablar de máquinas vendidas directamente desde China, las cuales muchas veces parecen ser una excelente oportunidad, ya que sin duda se pueden encontrar más económicas que en México. Les voy a contar un caso reciente que llego a nuestras líneas de atención a clientes:

 

Hace unos días un cliente llamado Francisco nos encontró por medio de las redes sociales, él estaba desesperado y al principio parecía que estaba enojado con nosotros. Este enojo era muy raro, ya que no nos conocía y tampoco nosotros lo conocíamos, nunca había sido nuestro cliente o algo similar.

 

Él nos buscó tratando de resolver un gran problema que tenía, el adquirió aproximadamente 6 meses atrás un router CNC con doble cabezal de procedencia China. Él se dedica a la fabricación de muebles y nos comentó que varios de sus competidores y aliados ya tenían una de estas máquinas por lo que para él cada vez era más necesario adquirir uno.

 

Primero el busco en varias empresas en México y encontró una amplia gama de equipos, tamaños, potencias, diseños, precios y procedencias. Algunas de las empresas que el revisó parecían ser muy sólidas y en otras tuvo que hablar varias veces para solicitar una cotización. Una vez que había conseguido varias cotizaciones él se sentía listo para tomar una decisión y elegir el mejor equipo para él.

 

Un día, un amigo cercano le ofreció su ayuda, este amigo tiene hace ya algunos años una comercializadora de la cual el importa varias cosas a México. Él le propuso ayudarlo a buscar un router CNC similar al que Francisco necesitaba, esto resultaba muy interesante ya que el amigo le dijo que podía ahorrarse hasta un 20%-30% del valor del equipo. Para Francisco esta era una muy buena idea, ya que podía comprar el equipo que necesitaba y además iba a poder invertir un poco más en otra máquina que necesitaba.

 

Sin decir más, se empezó con el proceso de búsqueda del equipo en donde analizaron varias opciones. Nos comentó que le tomó algo de tiempo ya que habían demasiadas opciones y la mayoría parecían muy similares en ocasiones prácticamente iguales, lo único que variaba era el precio. ¿Raro? Tal vez era raro, pero ellos tenían un cuadro comparativo en el cual evaluaban todas las opciones y que al final les arrojaría el equipo idóneo para Francisco.

 

Tardaron más o menos 4 semanas en concretar el proceso de selección, un poco largo y confuso ya que lo único que se podía ver de los equipos era una foto y en ocasiones era la misma para varios modelos. Algunas empresas contaban con videos genéricos de los equipos en los cuales se veía como trabajan a la perfección, prácticamente como si fueran máquinas de la mejor calidad.

 

En fin, ya decidido por el router CNC que quería, comenzó con su amigo el proceso de compra. La empresa de su amigo transfirió el dinero y le dieron un tiempo de entrega de más o menos 15 – 20 días, esto es algo normal todo depende de la temporada. Una vez que la fabricación de la maquina se completó, la enviaron por barco consolidado a México para después proceder con los tramites de importación.

 

El proceso desde que se dio el anticipo inicial hasta que la liberaron de aduana y llegó a las instalaciones de Francisco fue de aproximadamente 10 semanas. Este tiempo se pudo reducir, pero al utilizar transporte consolidado de China – Manzanillo – Distrito Federal, tomó un poco más de lo normal. Pero para Francisco valió la pena, se había ahorrado una buena cantidad de dinero por traerlo así.

 

Cuando llegó el equipo a su bodega él estaba sumamente feliz, ahora sí podría fabricar varios muebles que antes no podía por no contar con este equipo. ¿Qué seguía? Una parte muy sencilla, la instalación y configuración del equipo, bueno al menos el proveedor le había comentado que era muy sencilla y que no tendría problemas ya que el equipo venía con unos discos con instrucciones para la instalación, configuración y una capacitación básica.

 

Al parecer todo estaba resuelto, solo era cuestión de dedicarle unas horas o tal vez un par de días para poder empezar a trabajar con su router CNC.  Y así comenzó, un fin de semana le pidió a un par de sus trabajadores (uno carpintero y otro operador de torno) que lo ayudaran a echar a andar la máquina, sin duda con ellos iba a ser muy sencillo ya que tenían alguna idea de máquinas.

 

Una vez que terminó el fin de semana, lo habían logrado, la maquina estaba lista para trabajar o al menos eso pensaron. Al momento de tratar de encenderla, el equipo simplemente parecía no tener ningún tipo de vida…

 

Para continuar, espera la parte 2 de nuestro artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *