La máquina láser

 

 

Los sistemas de corte automatizados, antes conocidos como sistema de corte numérico han evolucionado a pasos agigantados en materia de control y especialización.

 

Tal es el hecho del paso suscitado entre las tarjetas perforadas y los sistemas que en la actualidad se han fusionado con los procesadores de un equipo computacional permitiendo el nacimiento, poco tiempo después, de los llamados sistemas de control numérico por computadora (CNC); lo cual es la clara evidencia de la evolución tecnológica-digital.

 

La reducción de costos de producción, la rápida evolución tecnológica (casi a la par del diario acontecer del mundo) así como las producciones masivas, particularmente en el lado oriental del mundo, han hecho de estos equipos los más redituables del mercado en diversas áreas: mecánica, medicina, astronomía, arquitectura, cosmética, etcétera.

 

En este tipo de sistemas CNC encontramos a la máquina láser, que corresponde en términos de principios físicos y trabajo a la mecánica de precisión ya que su labor se concentra en la producción de piezas perfectas, a partir de la emisión de radiación dirigida, gracias a una dinámica equilibrada entre la fuerza, el movimiento y el reposo de los electrones dirigidos en un solo haz de luz, mediante una concordancia entre el reflejo de diversos espejos y cuyo eje central es justamente esta interacción de fenómenos  con un máximo grado de exactitud.

 

Por lo anterior valdría sobremanera realizar un breve recuento histórico para un mejor entendimiento del mecanizado con láser, así pues en el año de 1901 un científico llamado Max Planc desarrolló un estudio científico sobre la emisión de energía en diversos espectros de luz, posteriormente en 1916  Albert Einstein estableció a partir de numerosos estudios la forma de mantener esta dinámica física exacta y con ello sentó la base predecesoras del láser.

 

Luego, otros científicos y empresarios de renombre lograron que  la amplificación de luz estimulada por la emisión de radiación (por su siglas en inglés, láser. Por cierto este término de láser fue acuñado por otro científico llamado Gordon Gould) fuese aplicado en la mecanización de corte, libre de restos materiales gracias a que al ser aplicado y justamente por la fuerza de esta emisión de radiación va fusionando y quemando, al punto de vaporizar, los diferentes materiales que son sometidos al láser al momento de cortarlos momento de cortarlos; este tipo de mecanismo o bien la aplicación real del láser fue realizado en los Laboratorios Bell por Theodore Harold Maiman.

 

Por lo tanto, he aquí algunas de las grandes ventajas de trabajar con máquinas láser: poco desperdicio de materiales gracias a su corte de exactitud, acabados comparables a los procesos de mayor estilismo final (al menos, con algunos tipos de materiales) y justamente por su mecanismo de acción: las máquinas de láser son “la elección” como una herramienta de trabajo puesto que no hay material más duro o formas complejas de corte contra las que no pueda la máquina láser.  Claro que la tecnología laser es diferente para cada tipo de material.

 

Incluso se dice que la primera y primordial función luego de su creación fue trabajar con diamante (tal vez uno de los materiales más duros del planeta) en el cual se requerían ciertos tipos de corte que, evidentemente, no perjudicaran la composición estructural física de éste y como era de esperarse su funcionamiento fue de excelencia tal como sucede en nuestros días.

 

Además el láser ofrece grandes ventajas de acuerdo a la fuente a partir de la cual se desarrolle; por ejemplo de tipo gaseoso como el CO2, es preferible en el caso de taladrar o perforar, mientras que  el láser Nd-YAG que es un láser de neodimio, ytrio y aluminio, que utiliza un cristal de granate (uno de los más utilizados en la actualidad) el de tipo sólido y preferible para materiales cristalinos.

Aunque se sabe, en términos generales, que su aplicación puede ser con cualquier tipo de material, que de acuerdo a su dureza, requerirá una mayor cantidad de aplicación de energía (medida en vatios o kilovatios), entre esos materiales se encuentran los siguientes: metales, aluminios, aleaciones, vidrio, papel, piel, madera, polietilenos y derivados de éstos, etcétera.

 

Ahora, hablando de cortes que puede realizar el láser la bibliografía sugiere dos tipos: el de dos dimensiones y el de tres dimensiones; el primero típicamente se ha proyectado y aplicado en la segmentación de cortes tipo placas de poco grosor; el segundo se ha aplicado, principalmente en la industria automotriz, pues permite cortes de un solo tiempo pero con forma tridimensional.

 

Pero, ¿qué otro tipo de trabajos se pueden realizar con una máquina láser?

 

Esta pregunta es de vital importancia puesto que sólo se ha mencionado el corte y taladro por láser, pues bien, existen también el grabado gracias a la  vaporización superficial que un láser de punta cónica dirigido profundiza en un determinado material; abrasión que es un proceso similar al esmerilado pues únicamente se concentra en las capas superficiales del material en cuestión; el templado que proporciona cambios en la textura e incluso coloración de algunos materiales metálicos;  el quemado, muy útil en particular para la creación de logotipos pues su funcionamiento es igual que un grabado; el espumado y viraje de color para algunos tipos de plásticos; en fin una gama inmensa de trabajos suscitados con el uso del láser.

 

En ese caso, ¿cuáles serían las ventajas y rendimientos de este mecanismo?

Hasta el momento y de manera indirecta han sido varios: por ejemplo la diversidad de materiales a utilizar, la facilidad de un sistema conectado a procesador al cual se le dan instrucciones que disminuyen el grado de error o de accidentes, una altísima reproducibilidad de trabajo, es decir, se espera que el 100% de una producción sea idéntica en cualquier sentido, el logro de producciones masivas,  cortes de piezas tanto pequeñas como grandes, opciones de láser para cada tipo de material y lo más importante: cualquiera puede manejar, con un poco de entrenamiento, estos equipos.

 

Entonces, ¿qué es lo que ofrecemos nosotros?

 

Sabemos justamente todas las ventajas y facilidad que implicaría trabajar con máquinas láser y en ese sentido queremos ir por la misma vía con el único fin de hacer de su inversión, la mejor de las inversiones:  queremos facilitar a todos nuestros clientes la selección de una máquina láser perfecta para cualquier tipo de trabajo,  le ofrecemos la garantía de la pronta localización de refacciones y  le otorgamos un proyecto de mantenimiento constante de sus equipos, así como la capacitación de su personal para el uso adecuado del equipo, para lo cual ponemos a su disposición a un equipo de expertos que estarán encantados de trabajar por las necesidades de su empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *