Cuando hablamos de cortadoras de láser CNC, debemos tener presente la cantidad de décadas de desarrollo que tienen estos inventos. Con el tiempo, estos equipos pasaron de ser incosteables, a ser un complemento casi esencial en muchos talleres hoy en día debido a varios factores como: su fácil manejo, el bajo costo de producción que ofrece y la versatilidad de dicho proceso.

Para entender un poco mejor cómo es que evolucionaron estos equipos, debemos conocer sus orígenes. En los años sesentas, se inició la carrera por la fabricación de sistemas que pudieran generar un haz de luz tan poderoso como para poder grabar e incluso cortar diversos materiales. En 1964, Kumar Patel inventó el primer láser generado por CO2, con tubos de más de 2 metros. Este sistema alcanzaba poca potencia, sin embargo, la estabilidad del rayo era sorprendente, y dado que tenía pocas fluctuaciones de poder, fue elemento base de un sinnúmero de laboratorios.

Eventualmente, esto generó que se fuera perfeccionando su manera de funcionar, y que diversos investigadores e ingenieros se interesaran en el potencial que tiene el sistema. Con el paso del tiempo se ha ido desarrollando cada vez más su enorme capacidad de usos, aunque podemos decir que la principal función de estos equipos es obtener el mayor numero de piezas terminadas con la menor cantidad de procesos utilizados para su fabricación.

Existen varios tipos de cortadoras láser CNC, la diferencia radica en la manera de generación del haz de luz. A continuación mencionaremos los más conocidos:

  • Tubo de láser CO2
  • Fibra óptica
  • Bomba de diodos

Aunque todos generan el láser de una manera distinta, encontramos un común denominador en todos ellos, y éste es el modo de funcionamiento; todos ellos son inútiles en la industria si no fuera por su modo de control: el CNC.

El control numérico por computadora (CNC), fue inventado desde hace mas de 65 años, comandado por una tarjeta perforada. Estos comandos programados, se almacenan en diferentes medios. Hoy en día, podemos describir a este sistema de control como el método utilizado para completar la automatización del proceso por un mecanismo de control numérico. Esto quiere decir que convierte a la cortadora en una máquina que puede “leer” coordenadas y también puede seguirlas, reemplazando las palancas y manijas que solían utilizarse en las cortadoras convencionales. Al ser utilizado en la industria, asegura la homogenización de las piezas a cortar para alcanzar un nivel de calidad incomparable.

Los equipos de láser CNC, en todas sus presentaciones, se han convertido en herramientas indispensables para casi todas las industrias, desde la industria médica hasta la aeroespacial. Esto se debe en gran parte a la variedad de usos que se les puede dar y la gran cantidad de materiales con los que pueden trabajar.

Lo que hace a este sistema de corte y grabado tan popular es que toma como base la precisión y rapidez que ofrece la tecnología. De este modo, podemos observar que los terminados del corte y grabado reflejan los mismos resultados en todas las piezas trabajadas sin observar cambios desde la número uno hasta después de decenas, centenas, y millares de piezas.

Las cortadoras de láser con control numérico por computadora permiten fabricar productos a grandes escalas industriales, siempre con los terminados de la más alta calidad en todas y cada una de las piezas.

Si deseas conocer más sobre el funcionamiento de estos equipos y sus aplicaciones consulta nuestra página: sideco.com.mx

CONTÁCTANOS

UB͍CANOS