Desde la aparición del primer equipo de corte láser, se ha buscado obtener más poder de los resonadores que generan la funcionalidad del corte  mismo, tratando de seccionar materiales de mayor densidad y espesor cada vez, además realizando estas secciones de manera mucho más eficientes o finos. Comprendiendo que entre más capacidad de conducción de calor en el material, será más difícil el corte. Así pues, se han intentado y probado una serie de materiales que puedan ser capaces de realizar estos cortes, facilitando de esta manera la producción en cadena. Siguiendo estos propósitos, los desarrolladores han trabajado con varios materiales para poder encontrar cuales son los que se acoplan a trabajar mejor con los láser o los lentes que estén formando la estructura de la cortadora. Así, cada una de las piezas tiene que ser resistentes al posible calor que se pueda generar dentro de ellas. También, la investigación ha permitido elaborar materiales dispositivos tanto para un rendimiento bajo o para máquinas de alto funcionamiento.

El sistema que hace funcionar a estos dispositivos,  se basa en la fusión altamente concentrada en un punto específico que puede ser improvisado en el momento del corte o siguiendo patrones que han sido trazados previamente. Este proceso se realiza generalmente asistido por un gas que ayude a desprender el material ya cortado para evitar su fundición nuevamente, generando así un corte limpio y preciso. De todos los equipos de corte láser para metal que existe dentro de la industria de la transformación de materiales, destaca el modelo más nuevo,  que hace uso de la fibra óptica, que, combinado con software actualizado produce cortes de metal mucho más finos y con variedades llamativas a un menor tiempo, volviendo la cadena de producción mucho más rápida. También existen otras máquinas de corte láser, las cuales cuentan con resonadores diferentes para producir el haz de luz para generar el corte. Es importante saber o conocer cuáles son las características individuales de todos los modelos que están disponibles en el mercado, así como sus materiales, marcas y precios. Teniendo un rango más grande de donde escoger tendremos la oportunidad de contar con el dispositivo que se ajuste mucho mejor a las necesidades de nuestra fabrica sea esta pequeña, mediana o una empresa fabricadora a gran escala. En este artículo vamos a explorar algunos de los elementos que distinguen a varios modelos para que usted pueda darse cuenta de primera mano cuáles pueden ser los modelos que se ajusten mejor a las necesidades de su industria. En caso de no despejar sus dudas por completo, puede contactarnos para ofrecerle un servicio de asesoramiento mucho más especializado.

Dentro de los más comunes y usados, se encuentran el sistema YAG, utilizando granate de aluminio de itrio dopado con neodimio como potencia de corte. Sin dejar de lado el sistema de corte por medio de plásma, que si bien no es un láser, trabaja bajo el mismo sistema, y a diferencia de las máquinas de corte láser para metal, este puede alcanzar a cortar hasta 2” de acero. Aunque el acabado es de menor calidad, su capacidad de corte es su característica principal. En las funcionalidades que se encuentran dentro de estos equipos se pueden identificar peculiaridades que aumentan su capacidad de corte y acabado, como la acción automática de medición y ajuste de la altura entre el electrodo, y el material que se va a cortar. Todos estos equipos se ajustan a las necesidades del cliente en dimensiones y capacidades de corte. Algunas de las características de las funcionalidades físicas de este tipo de dispositivos son los siguientes: podemos empezar con la revisión de las características específicas con los equipos de 1300 x 1300 mm, hasta equipos de 12, 14 y 16 metros de largo. Con potencias desde 300W en láser para metal, hasta 6,000w y mas. En las diferentes tecnologías se ocupan diferentes potencias, dado el sistema de corte que se utilice.

Un láser para metal es una herramienta que se ha vuelto cada día más vital dentro de la industria del armado, esto es por la demanda que existe en la industria actual, pues cada vez se necesitan colocar más productos en el mercado en un menor tiempo de espera. En ese sentido, las máquinas de corte láser comparadas con las de corte manual, son mucho más veloces y producen objetos mucho más eficiente. Sin embargo, para una mayor versatilidad del funcionamiento de su fábrica es necesario tener un equipo completo para poder competir contra su capacidad de corte, contemplando también que no existe manera de conseguir la misma precisión, velocidad, productividad y versatilidad que con un equipo automatizado. Es probable que pueda costearse tanto una máquina de corte manual como un láser, pues ciertamente, también cada una obedece a necesidades muy particulares que benefician a ciertos elementos o cortes precisos. En ese caso, si usted tiene la disposición económica para contar con dos máquinas hágalo y tendrá un campo mas abierto e trabajo, sin embargo, aún teniendo sólo la máquina de corte laser le será muy útil, siempre y cuando considere las medidas necesarias para mantenerlas en buen estado, someterlas a procesos de mantenimiento correctivo, pero sobre todo, que sea manejada sólo por personal que se encuentre autorizado o que sea experto en el manejo de la máquina, no sólo para garantizar la eficacia de los cortes de su máquina, sino también la seguridad de todos los que se encuentren laborando cerca de ella.

CONTÁCTANOS

UB͍CANOS