Mantenimiento de máquina corte láser

 

Una máquina corte láser necesita recibir mantenimiento preventivo de manera periódica para garantizar su buen funcionamiento y para poder detectar oportunamente cualquier tipo de falla que pueda llegar a detener la producción del equipo. El mantenimiento de las máquinas de corte láser incluye medidas preventivas para evitar que la calidad del corte y grabado se vea afectada y en SIDECO dedicaremos esta entrada a hablar del mantenimiento diario que debe recibir tu máquina corte láser para que se mantenga en óptimas condiciones.

 

Se recomienda que todos los días, antes de poner en funcionamiento la máquina se haga una limpieza de la lente. Por cuestiones de seguridad se recomienda que la máquina esté apagada mientras se hace la limpieza y se debe ser muy cuidadoso con la manipulación y limpieza de la lente para evitar que se dañe su superficie. Estas máquinas tienen por lo regular tres espejos de reflejo y uno de enfoque óptico; el primer espejo de reflejo se encuentra en la esquina superior izquierda de la máquina, el segundo está ubicado en el extremo izquierdo del puente y el tercer espejo de reflejo está en la parte fija de la cabeza, justo en la parte superior.

 

Para limpiar los primeros dos espejos de reflejo no es necesario que se extraigan, basta con pasar un papel de limpia a lo largo del borde de la lente hacia adentro, el tercer lente que es el que está en la cabeza de láser sí tiene que sacarse de su marco para limpiarlo de la misma manera que las otros lentes. Es importante que se tenga cuidado al manipular la lente para evitar dañarla y asegurarse de que al volver a montarla en su marco la parte cóncava quede hacia abajo.

 

Limpiar los depósitos de agua y cambiar el líquido se debe hacer al menos una vez por bimestre. En este punto te recomendamos utilizar agua destilada y la temperatura máxima del líquido no debe exceder los 29°C. En caso de que la temperatura sea mayor deberá regularse o detener el equipo hasta regresar a su temperatura óptima.

 

Estas recomendaciones se deben a que tanto la temperatura del agua como su calidad influyen en el tiempo de vida del tubo láser. Ahora bien, para limpiar el tanque de agua tenemos que apagar la fuente de alimentación y desconectar el tubo de conexión, posteriormente se abre el tanque y se saca la bomba para limpiarla, una vez hecho esto se vuelve a instalar en su lugar y se conecta nuevamente la tubería.

 

Por otro lado, también se debe limpiar la bomba de aire. Pues si acumula polvo la máquina corte láser comenzará a emitir ruidos fuertes. El mejor indicador de que la máquina de aire está acumulando polvo es una presión débil de aire y la emisión irregular de humo. En estos casos se debe apagar la máquina, desmontar la toma y la salida de aire para eliminar el polvo, y las aspas del ventilador también se tienen que limpiar antes de volver a montar la máquina de aire en la cortadora.

 

Otro de los elementos que deben ser revisados a diario y recibir mantenimiento es la guía deslizante (pista), pues esta garantiza precisión en los cortes y da una mejor estabilidad a la máquina corte láser. El mantenimiento diario de la guía consta de su limpieza con lubricantes y algodón seco. Para limpiarla se tiene que mover la cabeza del láser y limpiar con algodón seco hasta que la pieza brille, posteriormente se aplica el lubricante que puede ser aceite de motor o el aceite que se utiliza para lubricar las máquinas de coser.

 

Una vez que se haya aplicado el lubricante la cabeza del láser se regresa a su lugar y se vuelve a mover sobre su eje para que el aceite se distribuya bien. La conexión entre los carriles y el rodillo también se deben limpiar con algodón.

 

La comprobación de la ruta del rayo láser de máquina también es indispensable para asegurar que no existan desviaciones por un mal ajuste de la óptica. Las lentes de reflejo que se encuentran fijadas por medios mecánicos se pueden llegar a desviar y necesitan de un ajuste para que la máquina trabaje de manera normal sin comprometer su precisión ni calidad del corte.

 

En este punto es importante que mencionemos la necesidad de ajustar los tornillos y el acoplamiento periódicamente ya que después de que la cortadora ha trabajado por un tiempo se pueden aflojar, lo que afectará la estabilidad del equipo. Cuando los tornillos están flojos se puede identificar que la máquina hace ruidos anormales durante la operación, en cuyo caso será necesario reforzar los tornillos. Aunque no se identifique un problema de ajuste evidente es necesario que se refuercen los tornillos una vez al mes.

 

Las anteriores son sólo algunas medidas preventivas que se tienen que tener en consideración todos los días antes de comenzar a operar el equipo de corte láser, pero te recordamos que si tu máquina presenta algún tipo de falla es necesario que llames a un técnico especializado para que diagnostique el problema y pueda aplicar el mantenimiento correctivo pertinente.

 

Si bien, seguir las recomendaciones que hemos dado en este artículo te ayudarán a mantener en buen estado tu máquina corte láser, no eliminan de ninguna manera el programa de mantenimiento preventivo que se debe hacer periódicamente por un supervisor especializado, por lo que te invitamos a ponerte en contacto con nosotros para contratar los servicios de soporte técnico que tenemos para nuestros clientes, ya sea que hayan adquirido su equipo de corte láser con nosotros o con otros proveedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *