Existen muchos tipos de  máquinas de corte láser, gran diversidad de  modelos, formas, colores, aplicaciones, tipos de cortes, tamaños y marcas. Todas ellas tienen un común denominador; el sistema operativo. Es decir, en la reflexión de los espejos. Todo inicia con un generador o tubo de láser, que generalmente se encuentra en la parte posterior del equipo, y es ahí donde se inicia el proceso de corte. Después de salir el rayo por el lente del generador de láser, este viaja dentro del equipo y rebota en una serie de espejos que deben estar alineados correctamente para rebotar el rayo hasta la cabeza láser, en donde tiene un último espejo que es utilizado para enviar el rayo hacia abajo, atravesando un lente especial magnificando el rayo. Éste hace que converja cónicamente hacia abajo. El material debe ajustarse para que el rayo lo toque en su parte más delgada, ya que toda la potencia con la que proyecta el disparo se concentra en un punto más pequeño, generando así el corte.

 

Estos espejos y lentes no son de cualquier material. Los investigadores e ingenieros  han realizado muchos estudios y pruebas para conocer los mejores materiales a utilizar en estos componentes. Se sabe que los mejores lentes son de diamante, y los mejores espejos son de oro, aunque rara vez se utilizan estos materiales en maquinaria común, ya que tienen un costo muy elevado, y aunque su tiempo de vida es mayor, la mayoría de los clientes no están dispuestos a pagar componentes de tan alta calidad, por lo que las máquinas de corte láser utilizan lentes de  germanio o seleniuro de zinc principalmente, mientras que los espejos se fabrican principalmente el silicio. Incluso se llegaron a utilizar lentes a base de sal, pero al poco tiempo se descartó la idea dado que eran demasiado sensibles a la humedad. Sin embargo, estos materiales han demostrado la misma resistencia y eficacia que el oro y el diamante para poder realizar las acciones de reflexión, proyección y corte, pues se eligieron materiales que emularan el mismo comportamiento que los de las máquinas más sofisticadas.

 

Las máquinas de corte láser tienen la habilidad de cortar una gran diversidad de materiales, todos ellos de mediana densidad, algunas máquinas tienen la habilidad de cortar materiales de mayor volumen o de mayor densidad. Esto se debe a la potencia de corte de la máquina, y va directamente enfocado al generador del rayo o tubo láser, iniciando con 20W y en las máquinas de corte láser de Co2, llegamos hasta 200W y mas, aunque estos últimos casi no son comerciales debido su alto costo y poco tiempo de vida, se utilizan para mercados mas acotados que requieren cortar principalmente plásticos de mayor volumen con un acabado tan único como lo ofrecen las cortadoras laser de Co2.

 

Para poder alargar la vida de las máquinas de corte laser durante un periodo de tiempo considerable, tiene que ser manipulada por personal altamente capacitado, pues funcionan con materiales sumamente sensibles como lo son los espejos y el lente láser. Tiene que ser profesional porque el mal manejo del mismo puede ocasionar no sólo posibles desperfectos, sino, también problemas de seguridad física para sí mismo y para las otras personas involucradas en el trabajo. Pero, uno de los medios más importantes para mantener las  máquinas de corte láser en buen estado, es someterla a periodos de mantenimiento constante, esto sin la necesidad de tener algún tipo de desperfecto, sino, justamente se trata de un mantenimiento preventivo que permita evitar cualquier tipo de complicación que provoque el detenimiento funcional de la maquinaria. Recuerde que el mantenimiento correctivo también es la manera más eficiente de ahorrar dinero pues le evitara detener la maquinaría por un tiempo en el que detendrá toda la cadena de producción como evitar gastos relacionados con refacciones, en caso de que sean necesarias. En este artículo, pretendemos señalarles algunas de las áreas más frágiles de estas maquinas, y a las que normalmente se les tiene que prestar atención para un mejor funcionamiento.

 

Es importante que el sistema de enfriamiento  funcione de manera adecuada, pues esto afecta directamente al desempeño de las máquinas de corte láser respecto a la eficacia del corte. Normalmente, todas las máquinas de la actualidad cuentan con un termómetro que vigila regularmente la temperatura del agua de máquina mientras está siendo operada. Cuando se presente algún problema de aumento de temperatura de manera considerada, entrará en acción el enfriador. Para poder continuar con un sistema eficaz, es importante limpiar los filtros del condensador. En el lugar en el que se ubique el aparato también es importante para la regulación de la temperatura. Lo importante es que se encuentre aislada de cualquier otro tipo de emisión de calor directa, y donde se encuentre bien ventilada durante las épocas de calor. Es probable que después de haber realizado una jornada de cortes, queden residuos de los materiales sobre ellas. En este caso, lo más recomendable es que se mantenga siempre limpia. Después de la jornada habrá que limpiar, sobre todo la zona de corte, espejos y lente.Recordemos que los residuos de cualquier material que se haya cortado (sea tela, metal o madera) son muy pequeños, por lo que se debe cuidar su limpieza. También es importante que en cada inicio de la jornada todos los espejos estén bien alineados, pues de esto dependerá qué tan certero sea el corte.

CONTÁCTANOS

UB͍CANOS