Tecnología de avanzada con procesos automatizados

 

Un haz de luz proveniente de una fuente laser es capaz de ejercer presiones mínimas sobre un material, realizando un delineado más exacto y eliminando la posibilidad de que existan distorsiones en los contornos.

 

A través de las diferentes potencias, el láser es capaz de sobrepasar el grosor de diferentes materiales, entre los que podemos contar como corcho y plástico. A diferencia de otras técnicas, la cortadora láser ofrece una mayor exactitud en el corte de piezas, procedimiento con el que trabaja esta tecnología es con líneas de corte paralelas, pero a su vez perpendicular a la pieza.

 

Por otro lado, esta invención es capaz de trabajar tan limpio que no dejar rastros del material o vestigios de imperfección que deban ser corregidos posteriormente con otras metodologías. Debido a que su proceso es totalmente automático, no emite ningún tipo de sonido y es veloz, aportes que generan gran tipo de beneficios para las empresas.

 

A pesar de que es posible obtener muy buenos resultados en poco tiempo, también es fundamental conocer que con la técnica se requiere de asesoría de expertos para lograr la pérdida mínima de material sin tener ningún tipo de distorsiones, resultando un trabajo con tecnología de avanzada y con acabado delicado.

 

Algunos modelos existentes en el mercado plantean que el cortador láser también puede funcionar como grabadora, resultando grabados específicos con simpleza mediante el uso de teclas de acceso rápido y con la implementación de un amigable software operativo que facilita las instrucciones con teclas de acceso rápido.

 

Otros de los accesorios que pueden incorporar estas herramientas son porta cilindros o mesa de recortes, implementos que son grandes aportes para la velocidad de respuesta a los requerimientos solicitados.

 

De igual forma, existen cortadoras con tecnología de punta que pueden ser modificadas con varios idiomas, con gran capacidad para trabajar un día continuo sin descanso. Por su parte, el sistema operativo de esta maquinaria, dispone de paneles de movimiento específico para trabajos con materiales tubulares y para grabar sobre ellos.

 

Entre los beneficios que existe, utilizar una cortadora láser son: mejora en los tiempos de productividad en casi un ochenta por ciento con respecto a los procesos tradicionales y  disminución en los tiempos de maridaje de las partes.

 

Aunque los usos de la cortadora láser son usualmente para trabajos con metales también se ha implementado esta importante tecnología para cortar madera MDF, plásticos, papeles, telas, maderas, etc ya que tienen una densidad considerable.

 

Este tipo de maquinaria no sólo funciona para hacer cortes sobre superficies de gran dureza sino que también es capaz de hacer contornos o también llamados marcados.  Algunos beneficios de modelos de esta maquinaria están relacionado a que no necesitan de matrices para funcionar, por otro lado no dependen del trabajo humano sobre ellas ya que su sistema operativo le permite trabajar a través de comandos computarizados y son precisos al momento de erigir una silueta sobre el material con el cual están trabajando.

 

Algunos modelos de cortadora láser también son grabadoras y emiten, a través de su haz de luz, no sólo obtener un corte preciso, sino de elaborar detalles a través de formas de ranuras precisas a través de la emanación de un gas auxiliar.

 

La cortadora láser es una herramienta útil que trabaja sobre otras superficies, creando detalles inimaginables sin dañar el láser, por lo que el área de acción de esta invención no queda relegada sólo a cortar materiales de metal.

 

  • Proceso de funcionamiento

El proceso inicia con la recepción del diseño que debe procesar, paralelamente ocurre el enfriamiento para que luego un rayo láser rebote sobre tres espejos y el cabezal de la maquinaria se encarga de hacer el proceso de corte.

 

El material debe ser introducido en el interior de la maquinaria para luego mover con total precisión el cabezal y que ocurra una utilización completa del material, teniendo en cuenta la distancia existente entre el cabezal y la superficie del material, espacio en el que estará el enfoque.

 

En el proceso se debe controlar la potencia máxima del láser, cantidad de energía que se aplica sobre el material y la cantidad de aire, oxigeno o nitrógeno que se utilizará. Una premisa fundamental a cumplir es que mayor potencia y profundidad de corte, marcado y grabado es fácil obtener con una velocidad fija. Por el contrario, con una potencia fija, disminuye la velocidad de corte.

 

Asimismo, incide la dureza del material en la elección potencias y velocidades altas cuando son duras mientras que los menos fuertes se trabajan con velocidades bajas y potencias altas.

 

Es importante saber que cada máquina laser puede ser muy diferente en cuanto a parámetros se refiere, por ejemplo, una máquina de fibra y una de CO2 son muy diferentes. También es importante considerar la potencia máxima de estos equipos. Por ejemplo, en las maquinas laser de fibra podemos encontrar potencias hasta 3,000 watts y en laser de C02 hasta 200 watts. También existen equipos con mucho más poder pero no son tan comerciales y solamente se utilizan en industrias muy especializadas

 

Para adquirir una cortadora de este tipo y servicio de calidad considere los productos de SIDECO que ofrecen una verdadera atención postventa para todos esos requerimientos que se necesitan al momento de colocar a funcionar esa maquinaria dentro de su fábrica o empresa. En SIDECO nos interesa formar alianzas con nuestros clientes, las cuales a largo plazo sean benéficas para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *