Una segunda aplicación de la máquina láser en el ámbito editorial

En un artículo pasado mencionamos la versatilidad que puede llegar a tener una máquina láser y las máquinas de corte. Hicimos referencia a las editoriales independientes que convierten la edición de sus libros en una obra de arte y cómo echan mano de estas herramientas para poder darles un aspecto totalmente distintivo.

 

Para esta ocasión, vamos a hablar de la utilidad que siguen teniendo las máquinas de corte y láser, pero desde otro ángulo: el de la promoción, la venta y la publicidad.

 

Estamos a punto de cerrar el año y se acerca una de las festividades editoriales más grandes del país y de Latinoamérica: la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Durante las dos últimas semanas de noviembre, varias de las editoriales más importantes a nivel mundial y nacional se reúnen en Guadalajara para poner a la venta las últimas publicaciones de sus títulos.

 

Pero también es una oportunidad para que los asistentes puedan interactuar con escritores de suma trayectoria.  Digamos que es algo así como la celebración de los Premios Oscar, pero en el campo literario y con una fiesta que dura más de una semana.

 

Lo importante de la Feria del Libro de Guadalajara, es que a últimas fechas ha servido también como un foro muy importante para pequeñas editoriales y autores emergentes que van cobrando importancia con el paso de los años. Esto habla de la búsqueda de un panorama literario sano y que se renueva. Además, la feria se ve complementada por una serie de actividades paralelas como muestras de cine, eventos musicales o muestras de artes visuales.

 

Dentro todo el abanico de eventos que forman este magno evento, cada editorial, no importa su envergadura tiene que poner mucho esfuerzo para lograr atraer la atención de su público, y por lo tanto a posibles compradores. Esto no puede lograrse sino es a través al diseño óptimo de un stand llamativo.

 

El espacio en el que se monta la Feria del Libro es muy amplio, justo por su carácter internacional, así que la gente dedica muy poco tiempo para ver cada uno de las editoriales participantes. En muchos casos los compradores van a visitar editoriales específicas y es muy raro que desvíen su camino para conocer a otros editores.

 

Volviendo al tema, el recurso que les queda es hacer uso de un diseño óptimo, atrayente y único; capaz de hacer que el lector se sienta interesado a entrar, para posteriormente revisar cada uno de los títulos que se ponen a la venta.

 

El diseño con y sobre acrílico puede ser una de las opciones para los editores que cuentan con los recursos para pagar un diseño de ese tipo. Pero sería mucho mejor, poder contar con una máquina láser como una herramienta base para todos los procesos editoriales, pues su uso se puede extender —como ya lo hemos discutido— a los procesos de diseño e impresión.

 

La aplicación de acrílico puede ir desde el trazado de patrones en un banner que resalte por las particularidades del material y sin duda, será un punto de atracción para el comprador. La rotulación puede ir desde la impresión del logo de la editorial hasta la implantación de luces que le den un efecto totalmente distinto.

 

También pueden realizarse estanterías, sujeta libros, bookends y todo tipo de mobiliario para el stand. El diseño óptimo del mismo también es sumamente valorado, pues un stand en el que los compradores no puedan ver los libros con comodidad o moverse con libertad, es poco probable que se decidan a comprar un libro. Y recuerde, el tiempo con el contamos para mantener la atención de clientes potenciales es muy poco, sobre todo en Ferias de libro tan grandes como esta.

 

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara ha implementado un sistema muy novedoso para incentivar el diseño más efectivo en los stands. Y es que ha fundado un reconocimiento especial para el mejor Stand de la feria. Este reconocimiento anual toma en cuenta la originalidad, el impacto visual, el diseño, que cumpla con los reglamentos establecidos por las reglas de la Feria, la manera en que se distribuyen los espacios y que no afecte a la vialidad de los transeúntes.

 

Se definen cuatro ganadores según las extensiones del espacio. Los ganadores se llevan un diploma de reconocimiento y además, se hacen acreedores a un 10% de descuento en la contratación del espacio de ese año.

 

Debido a este alto grado de competencia, los editores cada vez se encuentran sumamente motivados para realizar mejores diseños y montajes.

 

Este artículo, reafirma la idea que hemos venido manejando en las últimas entregas: la versatilidad de las máquinas de corte. Y de nuevo, es importante recalcar, las limitantes de una herramienta no se las da las características de la misma, sino la creatividad de quien la opera.

 

Pero, también es cierto que por la naturaleza de estas máquinas, sean sólo los profesionales en el corte láser los encargados de llevar a cabo cada una de las tareas, esto para cuidar de la integridad de los materiales y del personal mismo. Así que, si considera comprar una máquina láser también considere conseguir alguien que vaya a encargarse de ella.

 

Si lo que busca es una máquina láser para las aplicaciones expuestas en párrafos anteriores, podemos  poner a su disposición, por ejemplo el modelo SIC-B1325, que cuenta con uno de los láseres más potentes del mercado, llegando a cortar acrílicos de 20 milímetros.

 

Con esta máquina va a poder cortar no sólo acrílico, sino también madera, madera, hule y realizar trabajos de trazado o grabado.

 

Para más informes lo invitamos a contactarnos al  (55) 6798 7220 o al (55) 6798 7223, y un asesor le dará la mejor atención personalizada para elegir el equipo que se ajuste a sus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *