¿Cómo funciona el grabado laser?

¿Cómo funciona el grabado laser?

Bienvenido a SIDECO, un lugar en donde te brindamos las mejores opciones en tecnología de alta precisión y calidad para realizar cortes profesionales a través de nuestros diferentes sistemas. Contamos con las más innovadoras opciones del mercado y nos mantenemos en constante actualización con el objetivo de estar siempre a la vanguardia garantizando el mejor servicio a nuestros clientes de calidad mundial. Gracias a la gama de nuestra oferta, estamos seguros de que podemos ofrecerte justo lo que necesitas para tus trabajos. Te invitamos a conocer uno de nuestros productos de la más alta calidad y con excelentes resultados: el grabado laser.

 

El grabado laser se puede utilizar en prácticamente cualquier material, independientemente de su dureza. Puede ser aplicado en metales duros y blandos, así como también en aleaciones termo resistentes; incluso en cueros, cartón, tejidos, madera y plásticos. Esta forma de grabado ha revolucionado la industria y es actualmente de las más utilizadas en el mundo entero, aunado a que existen muchas otras aplicaciones para el laser además del grabado, lo cual lo vuelve una herramienta sumamente útil, en constante desarrollo y mejoramiento de la tecnología.

 

Para comprender por qué es tan amplia la gama de posibilidades para este tipo de grabado, te explicaremos brevemente cómo funciona el proceso, y así aclares cualquier duda que tengas respecto al mismo.

 

En la última década, los procesos mecanizados de láser y la aplicación a distintos materiales ha sido ampliamente estudiada, alcanzando avances realmente sobresalientes en este ámbito, logrando ser una de las tecnologías más utilizadas en el mundo industrial. El grabado con laser es un proceso de mecanización de índole térmica en donde un haz de luz es aplicado sobre la superficie de cierto material.

 

Recordemos, que el láser por sus siglas en inglés significa Light Amplification by Simulated Emission of Radiation, lo que se traduce al español como Amplificación de luz mediante emisión estimulada de radiación. El haz del láser es de una elevada potencia y es dirigido a la pieza mediante un sistema de espejos de reflexión. Dichos espejos son de altísima precisión y cuentan con una lente de enfoque convergente que permite dirigir con gran precisión el láser. Éste produce una energía térmica concentrada en el área designada y produce la volatilización del material.

 

Precisamente, porque el láser funciona como una fuente de energía que actúa sobre las propiedades térmicas del material, no se produce material residual o viruta. El láser se puede utilizar para cortes y para grabado. Es importante recalcar que en ninguno de los dos procesos hay desgastes, roturas, ni colisiones de la herramienta de corte o de grabado, lo que garantiza que cada trabajo sea realizado con exacta precisión. Esto supone una gran ventaja sobre otras formas de trabajo en que la maquinaria sufre un mayor desgaste, y en donde incluso el material que se trabaja puede sufrir daños.

 

Cuando se realiza el grabado laser, lo que sucede es que el haz de luz hace que el material sobre el que está siendo aplicado se vaporice. Precisamente por este proceso de vaporización, la intensidad del láser deberá superar el valor límite de la capacidad térmica del material que se está manipulando en el grabado. A este valor se le conoce como “valor umbral”, y puede variar mucho dependiendo los distintos materiales.

 

Hay algunos materiales que poseen una alta conductividad eléctrica, que refiere a la capacidad en que permiten pasar la corriente eléctrica a través de ellos y, generalmente, los materiales de alta conductividad suelen tener un valor de umbral bastante elevado; pero esto no precisa una limitante para el trabajo con láser, sino que sólo requieren de una mayor potencia para lograr obtener los grabados deseados.

 

Otra variante a tomar en cuenta en este proceso es la capacidad de conducción de calor del material en que se desea realizar el grabado laser. De acuerdo a la conductividad térmica del material se realizan ajustes en la radiación del haz de luz emitido para lograr el efecto deseado. Los diferentes valores de umbral y de conductividad térmica de los distintos materiales implican el uso de un software que nos permite modificar los valores del rayo del láser logrando obtener el grabado o corte que deseamos.

 

Justo por eso, es vital para realizar un grabado de alta precisión contar con el software adecuado que nos permita manipular cada uno de los aspectos del trabajo que estamos por realizar.  Dicho software nos permite controlar los diversos parámetros del láser, como la velocidad, la frecuencia, e incluso los movimientos del cabezal o de la pieza, según cual sea el que desplacemos. Por esta razón, es de suma importancia contar con personal altamente calificado que pueda manipular este software y lograr que el trabajo del láser sea infalible, pues este proceso es de los que mejores resultados ofrece en cuanto a calidad y precisión.

 

Uno del láser que utilizamos en SIDECO para nuestros equipos es de dióxido de carbono (Co2), nos permite alcanzar una potencia media de hasta 90 watts y una máxima de hasta 160 watts, por lo que podemos trabajar sobre prácticamente cualquier tipo de material y superficie. Este tipo de grabado es ideal para trabajar diseños de alta fidelidad, además de ser sumamente rápido llevarlo a cabo y se pueden producir muchas piezas en un corto tiempo. La extraordinaria precisión y calidad que se logra con el grabado laser de SIDECO es de la más alta en la gama de ofertas de este tipo de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *