La cortadora láser tiene aplicabilidad para materiales suaves y duros

La cortadora láser tiene aplicabilidad para materiales suaves y duros

Con la utilización de la cortadora láser se pueden hacer cortes en diferentes tipos de materiales en cualquier dirección con procesos convencionales y mecanizados que generan grandes beneficios ya que los orificios que se originan son muy pequeños. Al ser una herramienta puntual, es capaz de obtener cortes mínimos y con una precisión absoluta.

 

Hoy en día, la eficiencia de las maquinas láser es altamente demandada por el mercado y por los altos estándares de calidad que se incrementan con el pasar del tiempo.  Pocas tecnologías permiten tener resultados con absoluta precisión y calidad, sin dejar rebaba o algún tipo de terminado de baja calidad. Además de optimizar los tiempos y costos de producción en prácticamente todas las industrias en las que aplique.

 

¿Cómo funciona? Una luz proyectada sobre la superficie de trabajo es capaz hacer cortes y contornos sin necesidad de disponer de matrices de corte con la ejecución de instrucciones robotizadas que ayudan a conservar la distancia entre la pieza a grabar y el electrodo de la maquinaria.

 

La utilización de esta tecnología implica que la cantidad de conductor de calor sea el material es proporcional a la necesidad de calor que se necesitará para cortar la fragmento. Asimismo, es necesario verificar que la graduación del láser sea la correcta para el material y preferiblemente opaca.

 

Para usar el corte con láser es necesario la fundición o vaporización, ambas técnicas requieren de oxígeno, nitrógeno o argón, como gases de alta presión, que funcionan en la asistencia del funcionamiento de esta tecnología en virtud de que se eliminan los materiales fundidos o desechos durante todo el proceso.

 

Asimismo, es importante conocer que en determinadas ocasiones la cortadora láser debe utilizar la máxima potencia de la máquina para que la operación de propagación de corte sea lo más efectiva posible y así garantizar los mejores resultados.

 

Comúnmente se utiliza dos tipos de láser industrial; el dióxido de carbono es utilizado en ambientes gaseosos con la finalidad de producir la acción del láser y el otro es granate de aluminio. Con la cortadora láser se pueden hacer sin fin de cortes, punzonados, marcados, etc. Hoy en día se requieren de varios procesos y/o máquinas para poder utilizar estas técnicas y más si se requiere que tengan una buena calidad.

 

También es importante mencionar la repetitividad, en otras palabras es la exactitud de las máquinas al realizar un corte o un marcado exactamente en el mismo punto que el primero que se realizó. El índice de repetitividad es de 0.02 mm, lo que ante el ojo humano es prácticamente perfecto. Esto es ideal para cuando se requieren producciones grandes con la misma calidad en cada producto.

 

Metales, plásticos y vidrios pueden marcarse tras el desplazamiento del haz de luz. También, se puede realizar el marcado láser con la implementación de una potencia de rango medio encima de la superficie a tratar, con ayuda de espejos y con el uso de los diferentes tipos de láser: CO2, Nd:YAG o excímeros.

 

Las micras es la unidad de medida con la que se designa en décimas de milímetros, la profundidad del marcado de la zona. Con una baja potencia la utilización de la grabadora láser puede hacerse en elementos de envasado provenientes a bienes de consumo.

 

La salida (pieza) del material cortado se produce gracias a la interacción de los gases que contribuyen en el proceso tanto de corte previo como para ayudar a realizar a corte de los contornos. Los beneficios de aplicar esta técnica es que no requiere previamente delinear o trazar parámetros sobre los fragmentos, sino que automáticamente la acción del CNC permite ejecutar los cortes precisos por muy complicados que estos sean. Siendo este tipo de cortadora ideal para diseñadores gráficos e industriales.

 

Este tipo de tecnologías se mantienen en continuo perfeccionamiento, por lo que difícilmente se puede encontrar márgenes de error tras la ejecución de su trabajo. Materiales de origen metálicos como no metálicos son posibles trabajarlos gracias a esta tecnología que depende únicamente de la acción de un haz de luz. Es importante utilizar el láser correcto, dependiendo del material que se busque cortar o grabar.

 

Si se requiere hacer cortes programados y progresivos, son confiables las máquinas cortadoras debido a que las ranuras angostas pueden ser fácilmente reproducibles con procesos automáticos sin tener algún tipo de distorsión. Lo anterior se debe a que el láser está capacitado para realizar, con altas velocidades, perfiles que sean complejos o no con mínimo detalles.

 

Otras de las ventajas de la cortadora láser es que al no utilizar sustancias químicas, el método no es contaminable para el medio ambiente donde se desarrolla sus actividades.

 

Para el diseño digital que se realiza a través de computadoras es 100% recomendable este tipo de cortadora láser, tanto como para materiales suaves y duros, como cuero natural y sintético, papel, foaming, fieltro, fibras de algodón, MDF, acrílico, madera, cerámica, vidrios, cristales, mármol y corcho. Algunos de estos materiales no los podrá cortar pero si los podrá grabar.

 

Existen algunos tipos de maquinarias que por sus modelos son fácilmente instalables desde la comodidad del hogar o en lugares donde se disponga de poco espacio, ya que el área de grabado no supera los 500 x 400 mm.

 

Si estás interesado en conocer las cortadoras de este tipo que SIDECO tiene para ti, no dudes en realizar una cita con nuestros expertos a través del formulario de contacto de nuestra página web. Además, al comprar un equipo te garantizamos el mejor servicio técnico, así como también soporte y atención telefónica sin costo alguno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *