MANTENIMIENTO DIARIO DE UNA CORTADORA LÁSER

MANTENIMIENTO DIARIO DE UNA CORTADORA LÁSERPara garantizar su correcto funcionamiento, toda la maquinaría, equipo y herramienta debe recibir un mantenimiento periódico que permita detectar a tiempo cualquier posible falla y repararla de inmediato, y la cortadora láser no es la excepción. Las tareas de mantenimiento de un equipo se pueden catalogar en dos tipos, el preventivo y el correctivo, el primero está encaminado a verificar el estado de los elementos que componen el equipo y su funcionamiento para evitar que se presenten fallas mayores que puedan representar pérdidas de tiempo y dinero al detener su operación, o bien, que puedan poner en riesgo al personal encargado de operarlo. Por otro lado, el mantenimiento correctivo, como su nombre lo indica, consiste en corregir las fallas una vez que se han presentado.

 

La importancia del mantenimiento preventivo radica en evitar o prever las fallas y daños que pongan en riesgo la seguridad del personal, que puedan interrumpir por un tiempo la operación del equipo o que reduzcan su tiempo de vida útil. Por ello, en esta ocasión hablaremos de las acciones que deben formar parte de los programas de mantenimiento preventivo diario para mantener las máquinas de corte láser en óptimas condiciones operativas.

 

El mantenimiento preventivo consiste en términos generales en tareas de inspección que se deben llevar a cabo con cierta periodicidad, diariamente, semanalmente, mensualmente y al menos dos veces al año a profundidad. Según el tipo de inspección de mantenimiento que se lleve a cabo, el responsable puede ser desde el personal encargado de la operación de la cortadora láser, hasta el encargado de seguridad del taller inspección calificada con el proveedor, para realizar tal tarea es de suma importancia que se realice el registro de la fecha en que se realizó el mantenimiento, la hora y de las observaciones del estado del equipo, acompañando, en caso de ser necesario, con un reporte y fotografías que evidencien el estado de la máquina.

 

En el programa de mantenimiento diario para este tipo de equipos de corte se recomienda establecer las acciones que se deben realizar antes de poner en funcionamiento la máquina y después de finalizado su uso. Al iniciar las tareas diarias y antes de poner en marcha el equipo de corte láser, es fundamental que se lleve a cabo una limpieza de la lente. Para hacer esta limpieza la máquina tiene que estar apagada y la manipulación de los elementos debe ser muy cuidadosa para evitar que se dañen. El lente es un componente muy delicado y es la base del funcionamiento de una máquina de corte de este tipo, por eso se deben usar elementos que no rayen la superficie de los espejos y el enfoque óptico ya que ello podría alterar el funcionamiento del equipo.

 

 

Las máquinas de corte láser por lo regular están equipadas con tres espejos que reflejan el haz de luz y con un lente de enfoque óptico. Generalmente el primer espejo se encuentra en la esquina superior izquierda del equipo, el segundo en el extremo izquierdo de la primera viga y finalmente el tercero en la parte superior de la cabeza fija de la máquina, aunque la configuración de un equipo a otro puede variar, por ello es imprescindible que quien vaya a encargarse del mantenimiento de la máquina conozca cómo está diseñada y dónde se ubican los espejos. Para limpiar los primeros dos espejos no es necesario extraerlos, sólo se tiene que pasar un papel de limpia sobre ellos recorriendo su superficie desde el borde hacia el centro. El tercer espejo sí tiene que extraerse de su marco para limpiarlo y es importante que al regresarlo a su lugar se tenga cuidado de dejar la parte cóncava hacia abajo.

 

La limpieza de los depósitos de agua de la máquina también forma parte de las tareas de mantenimiento y se debe hacer por lo menos una vez a la semana. La limpieza de los depósitos se hace cuando la máquina se encuentra apagada y para ello se tiene que desconectar el tubo de conexión y extraer la bomba para limpiarla antes de regresarla a su lugar y reconectar la tubería. Después de la limpieza se tiene que volver a llenar el depósito con agua, de preferencia agua purificada que se encuentre a una temperatura de 35°C para que el tiempo de vida del tubo láser no se vea disminuido.

 

Otro elemento que se debe limpiar en un equipo láser es la máquina de aire para evitar la acumulación de polvo. Solamente es necesario desmontar la toma y salida de aire para eliminar el polvo y limpiar las aspas del ventilador. Esta medida es fundamental para el mantenimiento de los equipos de corte láser pues si acumulan polvo comienzan a emitir ruidos fuertes y la potencia de succión se ve disminuida, además de que emiten humo de manera irregular. La guía deslizante de corte también tiene que revisarse a diario pues de ella depende la precisión y estabilidad de los cortes de la máquina. El mantenimiento de la guía consiste en una limpieza con lubricantes y algodón seco que se tienen que pasar sobre ella hasta dejarla brillante. Después del lubricante se puede aplicar aceite para máquina de coser o aceite de motor con el cuidado de distribuir bien el producto.

 

En próximas entradas te hablaremos de otras acciones de mantenimiento para que conserves tu cortadora láser en óptimas condiciones, como la comprobación de la ruta del rato láser. Recuerda que en SIDECO contamos con servicios de mantenimiento y reparación con técnicos altamente especializados en este tipo de equipos de corte, contáctanos para conocer a detalle las características de los servicios que ponemos a tu disposición, para nosotros será un

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *