Beneficios del láser para metal

 

Los metales en tiempos modernos tienen aplicaciones en el mundo industrial y doméstico tan variadas por su tamaño, forma y función, que es difícil listarlos todos. Son materiales macizos y por lo general también son muy duraderos. El láser para metal aporta excelentes resultados para trabajos de grabado, tanto de códigos e identificaciones, como de diseños creativos adaptados a las exigencias de quien requiere someter el material a este proceso.

 

El uso de láser para metal corresponde al láser de fibra óptica, pues es la tecnología idónea, el láser de CO2 es utilizado en otros materiales no metálicos.

 

Hasta hace pocos años, el proceso seguía realizándose con el convencional láser de dióxido de carbono, pero los avances tecnológicos que brinda este nuevo tipo de láser ofrecen resultados de mejor calidad, en un tiempo mucho menor. Otros beneficios y ventajas que presenta el láser de fibra óptica sobre el de CO2 para el grabado en metales son:

 

Consumo eléctrico reducido: ofrece un rendimiento de cuatro a cinco veces superior, pues no solo consume menos energía eléctrica al usarlo, sino que produce menos calor al estar en funcionamiento, lo cual también disminuye el consumo de energía que requiere el sistema de enfriamiento. En promedio, si la máquina está en funcionamiento durante 8 horas diarias, el ahorro energético sería de unos 30 megavatios al año.

 

Mayor productividad, capacidad y calidad de corte: la longitud de onda de este tipo de láser de fibra óptica es mejor absorbida que la generada por las otras tecnologías, lo cual se traduce en cortes de mayor espesor, a mayor velocidad utilizando la misma potencia.

 

Mínimo mantenimiento y vida útil prolongada: a diferencia de los rayos láser de CO2, el láser de fibra óptica no requiere alineación para su mantenimiento. Por su parte, la vida útil estimada de esta maquinaria es de 75.000 horas, lo cual garantiza varios años de producción ininterrumpida.

 

El láser se aplica de manera directa a los metales y realiza un surco o hendidura en la parte externa, o cambia su color para generar contraste entre la marca grabada y la tonalidad original de la superficie. Reduce y simplifica una labor que hace un par de décadas podía ser muy lenta e inclusive riesgosa, además ofrece grabados de alta precisión en variedades casi ilimitadas.

 

Los ámbitos de aplicación convencionales para el grabado láser en metales es la identificación de productos a través de logotipos y codificaciones para productos electrónicos, desde dispositivos móviles smartphones, hasta microchips y componentes internos. También para la fabricación completa de instrumental médico, ya sea diseño completo, cortes o grabados particulares. Es común encontrar su aplicación en joyería y bisutería que requiere de acabados finos y delicados.

 

Algunos de los metales más aptos para trabajar el grabado láser para metal son:

 

  • Acero
  • Aluminio
  • Cobalto
  • Cobre
  • Cromo
  • Eloxal
  • Estaño
  • Latón
  • Metales duros
  • Metales revestidos
  • Níquel
  • Oro
  • Plata
  • Platino
  • Titanio
  • Zinc

Entre otros, por lo que es una manera efectiva de utilizar en la industria relacionada a productos de características metálicas. Es un mecanismo seguro y que garantiza los mejores resultados en casi cualquier superficie constituida por los metales listados anteriormente y aleaciones, lo cual cubre la gran mayoría de la producción de materia de cualquier empresa que trabaje con ellos.

 

La ventaja de utilizar láser para metal, es que es un método mucho más preciso que el de otros procesos que ofrecen resultados similares. Es una manera limpia de tratar el metal, que no genera residuos como en otros casos, ni altera las propiedades naturales del material. La calidad y resolución que ofrece este tipo de grabado permite inclusive plasmar fotografías en superficies metálicas.

 

Con este tipo de láser puedes agregar desde números de serie para organizar inventarios, pasando por códigos, logotipos, diseños personalizados, formas y colores diferentes. Otra característica que es importante resaltar, es que este proceso no implica la manipulación ni contacto con la superficie del metal, por lo que la probabilidad de que esté presente algún daño o desperfecto es prácticamente ninguna.

 

Este también permite un marcado sin relieves, lo cual representa una ventaja interesante para los clientes que requieren de trabajos finos y pulcros. Además, el proceso de grabado de láser para metal resulta sencillo y fácil de aplicar tanto para piezas individuales o solicitudes particulares, como para producciones industriales y en serie.

 

Este equipo presenta una gran oportunidad tanto para quienes desean iniciarse en el mercado de marcado láser, como para quienes requieren de un producto especializado para labores específicas, así como actualización de equipos.

 

A pesar del nivel de inversión que requieren, su tiempo de vida útil y casi inexistente requerimiento de mantenimiento los convierten en equipos ideales para materializar cualquier propuesta. Por lo que es una excelente manera de evitar el reemplazo constante de tecnologías obsoletas y que requieren de cuidados, repuestos y asistencia con mayor frecuencia, que al final se traduce también en costos asociados a la inversión de la maquinaria.

 

SIDECO cuenta con la última tecnología en equipos de grabado para metal, ofreciéndole a nuestra clientela equipos de alta calidad, que trabajan las superficies deseadas con delicadeza y produciendo los resultados más precisos y perfectos. Consulta nuestro catálogo en línea para conocer la variedad de maquinaria especializada para diferentes labores, que cubren cualquier necesidad y requerimiento. La empresa te ofrece el mejor servicio postventa, asesoría y soporte técnico cuando lo necesites y donde lo requieras. ¡SIDECO es tu mejor aliado para la realización de cualquier proyecto!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *