Breve historia de la técnica de grabado

 

Estimados lectores, los saludamos de nuevo, Grupo Sideco les da más cordial bienvenida, a la página que creamos para todos ustedes.

 

En esta ocasión vamos a hablar un sobre algunos datos curiosos acerca de los grabados, comencemos por definir qué es el grabado y cómo ha evolucionado hasta llegar al grabado láser. El grabado es una disciplina en la que se utilizan varios trabajos de impresión, lo que los relaciona entre si es el plasmar una imagen sobre un área, llamada matriz, este proceso va dejando una marca que después guardará tinta que posteriormente será llevada  por presión a otra extensión, ya sea de tela o de papel, esto es lo que nos permite obtener varios duplicados de la figura.

 

Existen varias técnicas de grabado y dependiendo del proceso elegido, la matriz puede ser de diferentes materiales, tales como: madera, acero, linóleo e incluso piedra, los trazos pueden realizarse con herramientas punzocortantes o también mediante procesos químicos.

 

Actualmente también se utilizan placas de diversos materiales artificiales que se van grabando de forma  tradicional, con punzones o mediante procesos de fotografía, proceso digital o de láser, de ahí el nombre que comúnmente escuchamos: grabado láser.

 

Por los datos históricos que tenemos, sabemos que fueron los sumerios fueron los primeros que elaboraron originales a granel, en Mesopotamia, aproximadamente hace 3000 años. Lo que hacían era tallar sus creaciones  en piedras con forma de cilindro, posteriormente los  hacían girar sobre arcilla blanda y así obtenían  la marca  del diseño original. Más adelante en  China, después de que se creó el papel, surgen los primeros diseños sobre esa materia prima, realizadas con matrices de piedra.

 

En Japón esta técnica tuvo su desarrollo a partir del siglo  xvii y hasta el siglo xx, ellos grababan paisajes y otras imágenes similares. En Europa tuvo su auge en el siglo vi, en la rama textil principalmente. En España se realizó en papel en 1151. Cuando iniciaba el siglo xv se fabricaron naipes con gran la técnica de xilografía y no tuvo que pasar mucho tiempo para que aparecieran los primeros sellos en Inglaterra. Fue justamente en el Renacimiento cuando el grabado empezó a crecer exponencialmente.

 

Conozcamos algunas de las técnicas que existen para el grabado y también abordemos el grabado láser:

 

  • Grabado en relieve: Con esta técnica la imagen se consigue de forma curiosa: se quita el material de la superficie, o matriz con varios instrumentos, de esta forma la parte que quedó en el plano  de arriba, es el que pertenece a la imagen. Se cubre de tinta la parte resaltada, ayudándose por un cilindro de goma, y la imagen quedará sin nada o en blanco los huecos.
  • Xilografía: Es el método de grabado más antiguo que se conoce, en la que se emplea una superficie de madera; la imagen sobre la superficie puede hacerse de dos formas: haciendo los trazos en dirección de las líneas, o la dirección de las porosidad que conforman el tronco del árbol; o de forma transversal, haciendo cortes perpendiculares al sentido de las fibras que constituyen el tronco del árbol. Al primer caso se le conoce como  xilografía a fibra o al hilo, y al otro  xilografía a contra fibra. Normalmente se ocupan cuchillas y navajas  para el grabado a fibra, y para el grabado a contra fibra se emplea el cincel, esta herramienta está hecha especialmente para poder trabajar sobre áreas más duras y la vez obtener líneas delgadas y más  exactas, una vez que se ha acabado de tallar la imagen, se entinta la superficie con un cilindro, que impregna  la tinta en toda área, menos en los huecos tallados con el cincel.  La estampa se transfiere al papel utilizando una compresora vertical.
  • Al buril: En esta técnica se fabrica el dibujo haciendo una perforación  sobre una superficie  de metal, ayudándose con un buril, conocido como más comúnmente como cincel, es una herramienta fabricada con un mango, que en uno de sus extremos tiene  incrustada una pieza cuadrada y de metal que funciona como punta. El artista  lo ocupa para realizar surcos, mientras más presión y fuerza ejerza al momento de ocuparlo más profundo quedara el surco,  por lo que se llevara una cantidad de tinta mayor. En los dos  lados de los surcos se crean limaduras, pero vuelven a comprimirse con utensilios específicos conocidos como rascador y bruñidor. Esta técnica en especial es la técnica artística más difícil para plasmar una imagen, se utiliza mucho en la joyería y bisutería  por ser de  una gran utilidad, se graba sobretodo en  plata y oro, pues son materiales más suaves en comparación con el metal, aunque también se puede ocupar en materiales más resistentes, incluyendo el acero.
  • Grabado laser: El grabado láser es una técnica donde no existe contacto entre el objeto a grabar y el operador, el procedimiento es el siguiente: el rayo hace una especie o efecto de desgate sobre la pieza o el material que se va a grabar, el desgaste nos permite elegir desde micras, hasta centímetros. Hay superficies, tales como el metal o el plástico, en los cuales el láser provoca una forma de reacción química y como consecuencia hay un cambio de coloración. Las ventajas que ofrece es que no existe ningún peligro para el operador de la máquina, se obtienen trabajos de una forma limpia, exacta y con detalles más precisos.

Muchas gracias por acompañarnos en este espacio que Sideco prepara con mucho esmero. Sigan al pendiente de nuestro blog y de nuestras redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *