¡Cuidado con los laser y router CNC que compras! Parte 2

 

Antes que nada, gracias por leer nuestros artículos, escribirnos con todo el gusto para que nuestros lectores los puedan disfrutar e informarse. Este artículo es la segunda parte de nuestro artículo ¡Cuidado con los laser y router CNC que compras!

 

En la primera parte, empezamos a platicar sobre la historia de Francisco. Él es una persona que nos buscó para ayudarle a echar a andar su router CNC que había comprado e importado directamente el de China. Francisco y su amigo, importaron este equipo pero se encontraron con varios problemas en el camino.

 

Continuación:

 

Una vez que terminó el fin de semana, lo habían logrado, la maquina estaba lista para trabajar o al menos eso pensaron. Al momento de tratar de encenderla, el equipo simplemente parecía no tener ningún tipo de vida. Repasaron varias veces las instrucciones que venían en el disco, las cuales eran difícil de entender ya que el inglés del chino no era bueno.

 

Francisco empezó a preocuparse ya que llevaba 4 o 5 semanas con las máquinas y todavía no podía echarla a andar. Al principio no lo veía como un gran problema, ya que el vendedor de la maquina le había prometido asistencia remota sin costo y tanto como el la necesitara. Una cosa son las promesas y otra la realidad, Francisco llevaba ya varios correos que había enviado en los cuales pedía apoyo.

 

Primero eran solo algunas dudas, pero poco a poco fue despernándose ya que las primeras respuestas eran muy escuetas, en ocasiones SI o NO. En otras ocasiones no respondía nada y había que re enviar varias veces los correos, al pasar más o menos un mes, el vendedor dejó de responder. Francisco no recibía ni una respuesta, ni ayuda o algo similar que lo pudiera ayudar a poner a trabajar su equipo.

 

Al poco tiempo, después de algunos correos con mucho enojo que envió al vendedor se dio cuenta que era inútil. El vendedor no respondía más, no había otra forma de contactarlo ni a él ni a la supuesta empresa que vendió el equipo.

 

Francisco sabía que era muy importante echar a andar su router CNC, por lo que comenzó a buscar expertos de este tipo de máquinas en México. Para el, la mejor opción eran las empresas en México que vendían estas máquinas, era seguro que cualquiera de estas empresas lo iba a ayudar a salir del problema.

 

Tal vez iba a costar un poco más de lo previsto pero al final tendría su equipo trabajando y seguía siendo más económico de los que había visto en México. A este momento, Francisco llevaba aproximadamente 4 meses y medio desde que había hablado a las mismas empresas para pedir información de los equipos.

 

Un par de semanas después Francisco estaba cansado y frustrado, la respuesta que él esperaba de las empresas en México no había sido alentadora. Hasta ese momento, prácticamente nadie lo quería ayudar, las empresas no estaban realmente interesadas en ayudarlo a echar a andar su equipo. Solamente una empresa fue la interesada y estaba dispuesta a hacerlo, el único inconveniente es que quería cobrar prácticamente lo que la maquina le había costado.

 

¿Por qué? Se preguntaba Francisco, esto representaba una ganancia para ellos, además eventualmente podría requerir refacciones, servicios y capacitación de ellos. Por lo que parecía un buen negocio para Francisco y para la empresa que lo apoyara.

 

La realidad es muy simple y no tiene nada que ver con que las empresas sean malas o que no quieran ayudar a Francisco. La respuesta real era que no querían meterse en problemas con esta máquina o con otras similares. Aunque todos los router CNC y laser CNC parecen ser casi iguales, esto es una mentira.

 

Cada uno de ellos tiene una ingeniería muy diferente además de funcionar con diferentes programas y partes (fuentes de poder, tarjetas madre, controladores, motores, cabezales, drivers, inversores, etc.). Por lo general los equipos importados de esta manera, son fabricados con componentes de la más baja calidad y con ingeniería muy pobre o muchas veces un intento de copia de otra máquina.

 

Por más pequeño que parezcan algunas partes, puede ser suficiente para meterse en un problema muy grande. Cualquier empresa le pudo decir que, si echaba a andar la máquina pero ¿Que iba a pasar si no podían? ¿En cuánto tiempo la podrían echar a andar? ¿Y si era una falla, la podían reparar? ¿Realmente conocían el programa? ¿Valía la pena invertir tanto tiempo por un poco de dinero?

 

Estas son varias interrogantes que pueden surgir y problemas reales que se pueden experimentar. Muchos de los vendedores en México de router CNC y laser CNC se han presentado con problemas similares y la mayoría han aprendido que es mejor no involucrarse para evitar un problema mayor para la empresa.

 

Francisco al día de hoy (6 meses después de su compra) todavía no puede utilizar su equipo. Ha tratado de contactar al vendedor y no ha tenido suerte, actualmente está tratando de comenzar con un proceso legal para obtener resultados. La verdad es que simplemente abrir este caso y tratar de localizar al vendedor le costarás más dinero que el dinero invertido en el equipo.

 

A nuestros teléfonos llegan al menos un par de personas con problemas similares, compraron su equipo directamente en China y ahora buscan echarlo a andar o repararlo. Los problemas más comunes que recibimos son:

 

  • No se puede echar a andar el equipo
  • Faltan accesorios periféricos o piezas del equipo
  • Requieren de capacitación para poder trabajar su equipo
  • El equipo falló y necesitan refacciones especializadas
  • Requieren de servicio de mantenimiento

Estos son los problemas más comunes para los que suelen solicitar ayuda. Claro que no podemos generalizar, existen personas que adquirieron sus equipos de esta manera y han tenido suerte, claro que es un volado de algunos cientos de miles de pesos.

 

Es importante mencionar que de ninguna forma consideramos que en China se fabriquen solo cosas de baja calidad, pero sin duda existen empresas las cuales no tienen escrúpulos y que lo único que buscan es lucrar de manera muy poco ética.

 

Para los lectores, es importante recordar que estos equipos tienen cierto nivel de especialización y se requiere de gente capacitada para poder instalarlos, configurarlos, capacitar, operarlos y repararlos. Al final del día son herramientas de trabajo las cuales pueden fallar en cualquier momento y es necesario tener a alguien que te apoye cuando eso suceda.

 

Además es importante comprobar que el proveedor que venda este tipo de equipos en México tenga refacciones en su almacén y técnicos que conozcan de los equipos. Yo los dejo para que piensen, si encontraras un coche muy económico en otro país sin conocer la marca y sin que existieran agencias de esta marca en México ¿Lo comprarías?

 

Para cualquier pregunta de nuestros equipos o servicios por favor no dudes en contactarnos www.sideco.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *