LO QUE DEBES SABER SOBRE EL GRABADO LÁSER EN VIDRIO

Anteriormente en el blog de SIDECO te hemos presentado los conceptos básicos del funcionamiento de las máquinas de grabado láser y algunas de las aplicaciones que se les puede dar por la alta precisión a los detalles que ofrece trabajar con esta clase de tecnologías. En esta ocasión te hablaremos de las características del grabado con un equipo láser aplicado al trabajo con vidrio y de las ventajas que ofrece sobre otros métodos empleados para realizar esta clase de trabajos en industrias que trabajan a pequeña y mediana escala.

                Para comenzar recordemos que las máquinas láser realizan los cortes o grabados mediante la concentración de la energía térmica de un haz de luz proyectado desde el interior de las máquinas al exterior mediante una serie de espejos dispuestos estratégicamente. Para que este haz de luz se concentre y sea capaz de realizar el corte o grabado es necesario que pase por un medio sólido, líquido o gaseoso que amplifique la luz, y en el caso específico del trabajo con vidrio, tal medio debe ser el dióxido de carbono, pues ofrece un mejor acabado sin causarle ningún tipo de daño a la superficie del material.

                Las máquinas de corte y grabado láser CO2 al trabajar con vidrio permite llevar a cabo la personalización de vasos, tazas, copas, jarrones, jarras, espejos, placas y utensilios de cerámica de diferentes dimensiones, diseños y acabados obteniendo un acabado tipo esmerilado, es decir, produce un tono blanquecino mate de alta calidad que contrasta con la transparencia del cristal. Al igual que con el trabajo con otros materiales, al grabar vidrio con un láser se vuelve más sencilla la tarea de obtener excelentes acabados y realizar diseños complicados con una alta precisión, además  siempre y cuando se realice correctamente la configuración de la máquina a utilizar.

                Con una máquina de grabado láser, en el vidrio se pueden grabar contornos muy finos y detallados, permitiendo incluso hacer logotipos y fotografías sobre la superficie de trabajo. Es por la alta precisión del trabajo que ofrece el láser que actualmente se emplea para grabar toda clase de botellas, copas, espejos y ventanas, para hacer regalos y recuerdos personalizados para eventos como fiestas, bodas, bautizos o para festejos corporativos como encuentros y congresos. Todo esto sin mencionar que reduce el tiempo y esfuerzo requeridos para la producción de las piezas únicas que puede crear en comparación con otras técnicas empleadas, las cuales llegan a dañar el material.

                Si bien, optar por el grabado con láser CO2 es una excelente opción, es necesario tomar en cuenta que para que los resultados sean los que esperamos debemos configurar correctamente la máquina antes de utilizarla y elegir el tipo de vidrio que procesaremos con el láser, pues no todos resultan aptos para ello. Entre los vidrios aptos para ser procesados con un láser se encuentra el vidrio moldeado, el vidrio de contención, el vidrio flotante, el vidrio laminado, el vidrio prensado, los cristales, los espejos, las ventanas, los vidrios redondos, los vidrios cónicos, los vidrios empleados para fabricar vasos, copas y botellas.

                Resulta conveniente utilizar el láser para grabar vidrio porque el rayo láser, al no ser una herramienta física no tiene contacto con la superficie del material así que no existen riesgos de que el vidrio se rompa, a diferencia de las técnicas del granallado o del grabado con ácido. Además, no se requieren de plantillas ni del uso de tornos, fresas ni productos químicos que hagan presión sobre el vidrio y puedan llegar a romperlo, así que se puede trabajar con diferentes grosores de material sin ningún tipo de riesgo. Cabe mencionar que el grabado se hace a nivel superficial sobre el vidrio, pero en caso de que así se requiera, es posible configurar la máquina grabadora láser para realizar los grabados a una mayor profundidad.

                La manera en que trabaja un láser sobre el vidrio para su grabado es similar a lo que ocurre con el proceso de matificado del material, es decir, sólo se hace de manera superficial y se obtiene un acabado blanquecino y opaco, tipo esmerilado, que le otorga una belleza única al trabajo terminado. En este punto es conveniente mencionar que, a pesar de que se puedan configurar las máquinas de grabado para hacer un trabajo a mayor profundidad y no únicamente en la superficie, no es posible cortar el vidrio con láser pues se astilla y se quiebra, algo que hay que tener en cuenta al momento de hacer la configuración de la máquina antes de ponerla en operación.

                Las aplicaciones del grabado de vidrio con un láser CO2 son de lo más diversas y comúnmente es empleado para la personalización de objetos, en el sector de la automoción, para realizar material publicitario, en el sector de la óptica, principalmente para la personalización de las monturas, en la decoración, para hacer regalos corporativos, para hacer regalos para fiestas, bodas, bautizos y comuniones, para el diseño de interiores y de copas, botellas y vasos, en la decoración de espejos y en el armario de expositores, escaparatismo, exhibidores y mobiliario para tiendas. Una máquina de grabado láser es tan fácil de usar como una impresora y es completamente segura, siempre y cuando su operación se realice siguiendo las recomendaciones del fabricante y se le dé el mantenimiento periódico necesario para conservarla en buen estado y en óptimas condiciones de operación.

                Si deseas conocer más acerca de las aplicaciones que se le puede dar a una máquina de grabado láser contáctanos, en SIDECO con gusto te atenderemos y te brindaremos la asesoría que necesitas para la elección del equipo que se ajuste mejor a las exigencias de tu entorno de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *