Mantenimiento básico de tu máquina láser

 

¡Buen día, estimado lector! Bienvenido seas una vez más a este espacio que SIDECO hace especialmente para ti, en donde estamos seguros encontrará información que sea de tu agrado y de utilidad. Hoy queremos ahondar en el tema del mantenimiento de la máquina láser, pues de éste depende que su vida útil se cumpla de manera correcta.

 

No está de más decir que todas las máquinas de precisión necesitan de un mantenimiento constante, en especial las máquinas de láser. Cuando realizamos este procedimiento, podemos detectar a tiempo si existen anormalidades en el funcionamiento de nuestro aparato, esto es de suma importancia, pues hablamos de una máquina que si no es cuidada y manejada correctamente, pueden ocurrir accidentes graves.

 

Con estas medidas preventivas, aseguramos también que la calidad del corte sea óptima, así que sin más, comenzamos con los pasos básicos del mantenimiento de las máquinas láser.

 

1.- Limpieza diaria:

 

Siempre recomendamos limpiar los espejos del láser antes de usarse, así nos aseguramos que no hayan quedado partículas de polvo o basuras que interfieran con el buen desempeño de nuestro corte, evidentemente la máquina debe de estar apagada antes de comenzar con esta limpieza, pues de no ser así se puede activar de manera accidental.

 

La limpieza debe realizarse con químicos y telas especiales que no rayen la superficie de los espejos. Ambos espejos se deben limpiar con sumo cuidado, uno es el fijo y el otro es el espejo de enfoque.

 

No es necesario que extraigas los espejos, basta con que te asegures de no dejar líquido que genere manchas o partículas de la tela, el único lente que debe sacarse del marco es el lente que está en la cabeza, al regresarlo debes asegurarte que embone a la perfección con el marco que lo sostiene.

 

2.- Cambio de agua y líquidos:

 

Este paso debe hacerse por lo menos una vez cada dos meses, te recomendamos que utilices solamente agua destilada, asegúrate también de que la temperatura del líquido no sobrepase los 29°C, pues puede dañar el sistema, si ésta rebasa la temperatura adecuada, asegúrate de templarla antes de verterla.

 

Es muy importante que hagas este paso con cuidado y con los parámetros indicados, pues el agua en altas temperaturas daña el sistema del tubo del láser, influyendo en el tiempo de su vida útil. Cuando limpies el tanque, debes apagar la fuente de alimentación, desconectarla y abrir el tanque, pero sólo una vez que te asegures de que todo está apagado, si todo está en orden, puedes extraer la bomba y limpiarla, para después colocarla en el lugar que le corresponde y conectarla de nuevo a la tubería del sistema.

 

3.- Bomba de aire:

 

Esta bomba también requiere de una limpieza y mantenimiento, pues si se acumula polvo en su interior, la máquina láser comenzará a emitir sonidos anormales y puede dañarse al sobrecalentarse o recibir más presión para expulsar el aire.

 

4.-Guía deslizante:

 

Éste es otro de los elementos que deben limpiarse antes de encender la máquina láser, pues de ella depende la precisión de los cortes y la calidad de los mismos, su limpieza es muy fácil y puede hacerse sólo con un lubricante especial y un algodón o tela absorbente que limpie el exceso del lubricante, limpia la cabeza del láser con un algodón seco hasta que ésta brille, después pasa el lubricante y retira el exceso.

 

Una vez realizada esta limpieza, puedes colocar en su lugar la cabeza del láser, y moverla sobre su eje para que el lubricante se distribuya de manera correcta, la conexión que se encuentra entre los rodillos y los carriles también debe ser lubricada.

 

5:-Ruta del láser:

 

Comprobar que la ruta del láser sea la correcta es muy importante para garantizar que el corte que hagamos con la máquina sea preciso, las lentillas deben ajustarse periódicamente para evitar que el desvío de estas pueda llegar a suceder.

 

Es necesario que se ajusten los tornillos y el acoplamiento, sobre todo si hemos sometido a la máquina a un periodo de trabajo constante y pesado, si escuchamos algún ruido fuera de lo común por muy leve que sea, es necesario revisar que los tornillos se encuentren en perfectas condiciones, si dejamos pasar esto, podemos perder la estabilidad de la máquina y dañar el sistema gravemente.

 

Es necesario que pongas atención a tu máquina láser y que no dejes pasar cualquier señal de deterioro, pues dejar pasar estas advertencias que nuestro mismo equipo nos hace, puede resultar en una avería grave y más costosa que lo que el mantenimiento pueda llegar a resultar.

 

No intentes sustituir piezas por refacciones hechizas o por piezas de dudosa procedencia, recuerda que es una máquina muy delicada y  debe tratarse de manera correcta para garantizar la vida útil, si aún tienes garantía o servicio técnico, acude a ellos para asegurarte de que todo esté en orden.

 

Estos son sólo algunos pasos de mantenimiento básico que podemos realizar para mantener nuestra máquina láser en excelentes condiciones, es necesario que si llegara a presentarse algún problema que se salga de nuestras manos, acudamos a los expertos de soporte técnico, pues ellos están altamente capacitados para realizar un mantenimiento más profundo, y en el caso de requerirse una reparación, hacerlo de manera inmediata.

 

En SIDECO te recomendamos que además de realizar los pasos anteriormente mencionados, acudas siempre a la revisión periódica de los expertos, pues ellos tienen el conocimiento, la técnica y las herramientas adecuadas para realizar esta tarea de manera correcta.

 

Si tienes más dudas o quieres adquirir las mejores máquina láser en el mercado, acércate a nosotros, donde con gusto te atenderemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *