QUÉ SE PUEDE HACER CON LAS MÁQUINAS CNC

En publicaciones anteriores del blog de SIDECO hemos descrito el modo de operación de diferentes tipos de máquinas que basan su funcionamiento en la tecnología que hace uso del control numérico por computadora, conocidas como máquinas CNC, y de algunos de las aplicaciones más comunes que se les da a estas, como el corte y grabado de materiales que van desde el metal y la madera hasta el acrílico, cuero y papel. Hoy en día es posible encontrar máquinas láser en cualquier lugar, desde aquellas industrias de producción a gran escala hasta en pequeños y medianos talleres dedicados a la manufactura de diversos productos, esto se debe a los múltiples beneficios que ofrece su uso, pero ¿qué es todo lo que estas máquinas pueden hacer y por qué se han vuelto tan populares en la actualidad?

                El desarrollo de la tecnología de control numérico computarizado marca un antes y un después en el entorno industrial, lo que nos puede dar una idea bastante clara de la importancia y alcance que tiene esta invención y de los numerosos usos que tienen las máquinas que la implementan. Desde comienzos del siglo pasado la expansión industrial y el impulso al uso masivo de maquinaria, principalmente en la industria automotriz, hizo necesaria la búsqueda de procesos que resultaran cada vez más eficientes para satisfacer las exigencias constantemente cambiantes.

                Con el crecimiento de las industrias incrementó la demanda de mano de obra para cubrir las exigencias del mercado. Sin embargo, aunque las industrias comenzaron a contratar a más obreros, se identificaron algunas fallas en el sistema de producción, pues a mayor exigencia, los obreros tenían que trabajar a una máxima velocidad, lo que implicó que la calidad disminuyera y los costos incrementaran.   Ante esta problemática las industrias se vieron en la necesidad de desarrollar otros medios que les permitieran mantener un flujo rápido y constante de producción, conservar buenos estándares de calidad y reducir los costos.

                Loa avances tecnológicos apuntaron a la automatización de los procesos de manufactura y desde ese momento, las industrias han aprovechado el diseño de maquinaria con la capacidad para programarse y configurarse para realizar de manera automática todas las tareas que, en un modo de producción manual, estarían a cargo de un operario. Ya a mediados del siglo XX el concepto de control numérico fue introducido por primera vez en una fresadora, esto mediante el aditamento de válvulas de vacío y tarjetas perforadas con las que se cargaban los datos para controlar la máquina. Una década más tarde las válvulas de vacío fueron reemplazadas por transistores y al poco tiempo se incorporó el uso de computadoras para realizar el control de las operaciones de las máquinas que tenían esta tecnología, dando como resultado el control numérico por computadora o CNC que conocemos en la actualidad.

                Las máquinas CNC, como hemos mencionado, basan su funcionamiento en esta tecnología que emplea una computadora para llevar el control y monitoreo de todas sus operaciones. En nuestros días, el número de máquinas y herramientas que han incorporado el control numérico por computadora es extenso e incluyen máquinas tanto estáticas como portátiles de diferente tamaño. Entre las principales podemos mencionar la fresadora, las máquinas de corte por láser, por plasma, por chorro de agua o por electroerosión, los tornos, las rectificadoras, las máquinas estampadoras, las prensas y los brazos robotizados, por contar sólo con algunos ejemplos.

                Las fresadoras CNC son muy similares a las convencionales pero están especialmente adaptadas para hacer el fresado de cavidades, contornos de superficies, perfiles y tallado de dados, por lo que tienen un amplio uso en la industria automotriz para el diseño de moldes y bloques de motor, principalmente, en la industria aeroespacial, para hacer turbinas de aviones, en la industria electrónica para hacer moldes y prototipos y en las industrias de fabricación de componentes eléctricos, instrumental y maquinaria. Los tornos CNC pueden hacer funciones de taladrado y giros para realizar todo tipo de cortes, ya sea verticales, horizontales o curvos, que anteriormente tomaba mucho tiempo poder lograr. Existen diferentes tipos de tornos CNC, cada uno con peculiaridades en su funcionamiento que los hace más apropiados para ciertas aplicaciones, como el torno de bancada inclinada, el torno de bancada plana y los tornos verticales, cuyas características describiremos en futuras publicaciones en este blog.

                Las rectificadoras son otro tipo de máquinas a las que se ha incorporado la tecnología CNC y se emplean para el proceso de lapidado en el mecanizado de piezas por abrasión para generar piezas con medidas y tolerancias muy exigentes, ya sea dimensionales, geométricas o de acabado superficial. Por su parte, las prensas CNC se usan para el plegado o doblado de chapas de metal mediante un funcionamiento hidráulico controlado por computadora para alcanzar una alta exactitud en los ángulos de plegado.

                Como puedes ver, la gran variedad de máquinas CNC permite que con esta tecnología se puedan hacer innumerables cosas. Lo más común es que el CNC se emplee para realizar cortes y grabados en diferentes materiales pues permite obtener un gran detalle, excelentes acabados, no daña los materiales y facilita la realización de patrones altamente complejos que con otros medios difícilmente se podrían conseguir. Claro que para poder disfrutar de todas las ventajas que representa el uso de la tecnología CNC incorporada en una máquina o herramienta se tiene que elegir correctamente el tipo de máquina a emplear según los materiales con los que se va a trabajar y los productos y acabados que se pretendan obtener.

                Si deseas conocer más sobre las máquinas CNC, su funcionamiento y aplicaciones, te invitamos a mantenerte al pendiente de nuestro blog o a ponerte en contacto con nosotros, en SIDECO con gusto responderemos todas tus preguntas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *